¿Fue la Torah anulada?

¿Fue la Torah anulada?

Pastor, soy Manuel y le escribo desde Chile.

Quiero hacerle la siguiente pregunta.

En Mateos 5:17 dice; No penséis que he venido para abrogar la ley ó los profetas: no he venido para abrogar, sino á cumplir. Y de la misma forma dice en Lucas 16:16; La Ley y los Profetas se proclamaron hasta Juan; desde entonces se anuncian las buenas nuevas (el evangelio) del reino de Dios, y todos se esfuerzan por entrar en él.

¿Qué quiere decir lo uno de lo otro?

Gracias Shalom


Saludos hermano Manuel.

Ciertamente estos dos versículos han sido destruidos prácticamente en su exegesis por el movimiento cristiano, quien asume que estos hablan del fin de lo que es el Libro del Pacto, o mejor conocido como la Torah en las escrituras. Lo interesante a todo es que estos dos versículos no están haciendo ninguna referencia a la anulación de la Torah, ni mucho menos tienen una relación enramada. Ambos versículos tiene una interpretación separada del uno y la otra.

Antes de todo es importante hacer la diferencia de lo que es El Libro del Pacto y el Libro de la Ley. Estos dos provinieron de la misma boca del Creador para nuestra nación. La diferencia del uno y el otro es que uno es conocido como el Pacto de Promesa (Genesis 12-15) mientras que el otro fue el producto de la rebelión del pueblo con el becerro de oro una vez aceptado el Libro del Pacto.

De acuerdo a Ezequiel 20, estas leyes fueron añadidas a causa de la rebelión del pueblo, y no producirían vida, sino muerte. De acuerdo al profeta el pueblo no podría vivir por medio de estas leyes. Este es el contexto que usa el Apóstol Pablo cuando dice lo siguiente.

Entonces, ¿para qué sirve la ley? Fue añadida (prostithemi, o mejor conocido como prótesis) a causa de las transgresiones, hasta que viniese la simiente (el Mesías) a quien fue hecha la promesa; y fue ordenada por medio de ángeles en mano de un mediador. – Gálatas 3:19

Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, – Colosenses 2:13-14

Lo que el Mesías clavo en el madero no fue el Libro del pacto, sino mas bien aquellas leyes que nos eran contrarias y que su producto fue a causa de la rebelión con el becerro de oro (Adulterio).

Mas información en cuanto a este tema lo puede encontrar en nuestra pagina web bajo el tema Understanding Covenants”.

Regresando a tu pregunta.

La palabra que aparece en el libro de Mate 5:17 en cuanto a cumplir es “pleroo” (G4137) y esta no quiere decir anular, ni mucho menos terminar. Sino mas bien exaltar, aclarar, hacer completa, o satisfacer. Si pasamos por alto el contexto idiomático, lingüístico y bíblico del primer siglo, fácilmente caeríamos en el error de asumir que Yeshua dio por terminada la Torah, mas este no es el caso.

Dentro del primer siglo tenemos dos escuelas de pensamientos muy conocidas. La escuela de Hillel y la escuela de Shammai. Ambas escuelas tenían por costumbres crear cercas de protección a ciertos mandamientos para no entrar en el rompimiento de estas. Este buen principio, porque no era malo en si, termino siendo una manipulación rabínica en el primer siglo y por ende rompían la torah.

Un rabino que exponía bien la interpretación al texto bíblico se le decía que este estaba cumpliendo la Torah. Mas aquel que daba una exegesis errónea al texto de la Torah se le marcaba como aquel que rompe la Torah.

En este contexto, “cumplir” no significa agregar a la Torá, o reemplazar el antiguo Pacto con una nueva ley superior. En cambio, cumplir debe ser entendido como lo opuesto a abolir. La literatura rabínica revela cientos de paralelos en los cuales el término “cumplir con la Torá” se refiere expresamente a “obedecer la Torá” o demostrar cómo la Torá debe ser obedecida apropiadamente. Por ejemplo, “Quienquiera que cumpla la Torá en la pobreza, la cumplirá más adelante en riquezas, y quienquiera que elimine la Torá en riquezas, la abolirá más adelante en la pobreza” (Avot 4: 9).

Prácticamente lo que Yeshua les dijo a Sus discípulos fue que Él interpreta y obedece la Torá correctamente.

En cuanto al texto de Lucas leamos precisamente lo que dice el texto de acuerdo sus copias mas cercanas.

Reina de Valera lo interpreta de la siguiente forma.

  • La ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces el reino de Dios es anunciado, y todos se esfuerzan por entrar en él.

Es importante recalcar que en los escritos mas antiguos no aparece la palabra “eran”. El texto mas bien dice que la “Torah y los Profetas fueron proclamados hasta Juan. Y desde entonces el Reino de Dios es anunciado”.

No se si usted sabia que hubo un silencio profético por casi 400 años desde los profetas hasta los días de Juan (Malaquías 3:1). Este silencio se rompe no solo con Juan, sino con una comunidad muy hermosa llamada la comunidad de Qumran.

De la misma forma en el evangelio hebreo de Mateo mejor conocido como “ShemTov” dice que la Torah y los profetas hablaron de Juan, a diferencia que fueron hasta Juan.

En cualquiera de los dos precedentes antes mencionados no se hace la mención de una anulación ni del don Profético, ni mucho menos de la Torah.

Un punto que no podemos pasar por alto es que Yeshua no solo fue el Mesías prometido, sino el profeta del que hablo Moisés, por el cual pensar que “los profetas fueron hasta Juan” de acuerdo al pensamiento de algunos pierde su credibilidad.

De la misma forma la profecía siguió siendo importantísima dentro de las asambleas Mesiánicas en el primer siglo, después de Yeshua. Shaul (Pablo) expresó en su Primera Epístola a los Corintios: ” Buscad la caridad; aspirad también a los dones espirituales, sobre todo el don de profecía ” ( 1ª de Corintios 14:1 ). También vemos que hubo en grupo de creyentes bautizados por Pablo y llenados del Espíritu Santo, y dice la escritura que estos ” profetizaron ” (Hechos 19:6). Entre los primeros profetas en la era del primer siglo hay figuras como Agabo, quien predijo el arresto de Pablo en Jerusalén, y las ” cuatro hijas vírgenes ” de Felipe el evangelista (uno de los ” siete diáconos “), en cuya casa estuvo Pablo durante su visita a Cesárea (Hechos 21:9 ).

Espero que le haya podido contestar su pregunta.

A su servicio,
Pastor Ely Hernandez

Leave a Reply

Your email address will not be published.